El contrato de relevo resulta sumamente beneficio tanto para las empresas como para los futuros empleados de éstas. Los contratos relevos se basan en que cuando una persona solicita la jubilación, la misma será sustituida por un nuevo empleado. Cuando una persona solicita la jubilación parcial contrato relevo, la empresa deberá contratar a otra persona para que se pueda hacer cargo de las horas de trabajo del empleado próximo a jubilarse. Desde la asesoría laboral en Alcalá de Henares, les contamos un poco sobre este tipo de contratación.

Entonces, ¿Qué es un contrato de relevo? Es un tipo de contrato con el cual una persona es contratada con el objetivo de que sustituya a otra que solicitó la jubilación parcial con contrato relevo. Para que esto se cumpla, la persona que va a ser contratada debe estar desempleada, por consiguiente no debe tener ningún tipo de empleo, y a su vez ha de estar registrada en la Oficina de Empleo. Aunque de igual modo está disponible la opción del contrato relevo con otra persona que ya se encuentre trabajando en la empresa.

El contrato de sustitución tiene un propósito, y éste es promover puestos de empleo. Cabe mencionar que este tipo de contrato de relevo es obligatorio siempre y cuando la persona que solicita la jubilación parcial no haya cumplido con la edad para jubilarse establecida en los reglamentos. Sin embargo, si la persona que se va a jubilar ya tiene la edad para jubilarse, la jubilación contrato relevo es opcional, por consiguiente deja de ser obligatorio. Igual le interesa leer este Artículo sobre ¿cuando me puedo jubilar?

Reglas a cumplir en un contrato de relevo de jubilación anticipada

Cuando una persona solicita la jubilación, hay algunos contratos relevo condiciones que han de cumplirse en estos casos, y estas condiciones son las siguientes:

  • Para solemnizar el contrato de relevo, la persona a sustituir el puesto del jubilado deberá estar desempleada o estar trabajando en la empresa con un contrato de duración indefinida, por lo que el contrato relevo pasa indefinido.
  • Como se mencionó anteriormente, el contrato relevo debe tener una duración indefinida, o también puede tener una duración basada en los años que faltan para que el nuevo empleado cumpla la edad reglamentaria para jubilarse. En caso tal de que el empleado opte por continuar trabajando luego de cumplir la edad para jubilarse, entonces se puede prolongar aún más la duración del contrato, para esto ambas partes deben estar de acuerdo.
  • El puesto de trabajo a desempeñar por el nuevo trabajador puede ser el mismo que el del trabajador que está siendo sustituido.
  • Cuando se negocia colectivamente, es posible que se establezcan diversas medidas para el cumplimiento del contrato de relevo indefinido.

contrato relevo

Requisitos para el contrato de relevo

Los contrato de relevo requisitos que deben cumplirse son diferentes tanto para la persona que se jubila como para el relevista. Por ende, estos se explicarán con precisión para que puedas comprenderlo perfectamente.

Requisitos para la jubilación parcial:

  • La base de cotización ha de ser semejante al 80% de la jornada a tiempo completo; teniendo en cuenta que este porcentaje va a aumentar un 5% cada año transcurrido.
  • Para jubilarse, una persona ha de tener 60 años y 4 meses con un total de 33 años de cotización, o tener 61 años y 8 meses con un total de 9 meses de cotización.
  • La jornada de trabajo debe ser de como mínimo 50%, aunque en ocasiones puede ser de 25%.

Requisitos para sustituir el puesto de empleo del jubilado:

  • La jornada de trabajo a cumplir deberá ser de tiempo parcial o a tiempo completo. Cabe destacar que deberá ser equivalente a la reducción que se acordó con la persona jubilada.
  • La base de cotización debe ser de mínimo 65%.
  • La duración del contrato puede ser indefinida o temporal. Cuando se trata de un contrato relevo indefinido, el tiempo que durará el contrato serán los años que faltan para que el empleado se jubile más dos años adicionales.

Ventajas y desventajas de la jubilación parcial del contrato relevo

Cuando una persona se jubila de manera parcial, puede beneficiarse de determinadas maneras. Una de las grandes ventajas de la prejubilación con contrato de relevo es que mientras trabajas, simultáneamente vas a cobrar tu pensión, lo cual puede ayudarte si quieres desligarte gradualmente de tu empleo. Igualmente, hay personas que se les dificulta dejar de trabajar porque llevan demasiado tiempo ejerciendo su trabajo y ya están acostumbradas, por lo que la jubilación parcial les puede ser de gran ayuda en ese caso. Igualmente, la jubilación parcial con los contratos de relevo te permitirá tener una mejora en los ingresos en comparación a los que tenías previamente al contrato de relevo.

En cuanto a las desventajas, éstas son mínimas. Una circunstancia que podría presentarse con el futuro del contrato de relevo en una modificación en la jornada laboral, lo que podría conllevar a que interfiera con otros compromisos que tengas. Otra desventaja sería a nivel psicológico específicamente, porque el hecho de dejar de trabajar puede perjudicar a la persona.

Salario del empleado con el contrato de relevo

Una pregunta muy común es contrato relevo cuánto se cobra. La respuesta a esto es bastante simple ya que no existe un contrato de relevo salario establecido. Por consiguiente, el empleado tendrá un sueldo que será acordado en el contrato colectivo relacionado a su contrato; también puede acordarse el salario entre el empleado y la empresa.

Muchas personas piensan que el relevo cobrará una porción de las horas que trabaje en base a cuanto ganaba el jubilado, no obstante esto no está plasmado en las condiciones contrato relevo, por lo que es falso. Los trabajadores por años de antigüedad sí ganan sueldos más elevados, pero como el trabajador está entrando como nuevo, no aplica para esta condición. Esto significa que la empresa puede llegar ahorrar considerablemente con el estatuto de los trabajadores contrato de relevo.

¿Cuánto dura un contrato de relevo?

Es muy importante estar al tanto de las últimas noticias contrato de relevo en cuanto a la duración de éste. Usualmente, lo mínimo que puede durar un contrato relevo es la cantidad de años que le faltan al jubilado parcial para llegar a la edad ordinario para jubilarse por completo, por ende el relevista deberá cumplir trabajando ese lapso de tiempo.

Cuando se cumple la edad ordinaria de jubilación y el relevo decide permanecer en la empresa, puede prolongarse el contrato cada año que transcurra, esto a través del previo acuerdo por ambas partes. Cuando el empleado llegue a le edad de jubilación, en ese momento culminará el nuevo contrato relevo, aunque de acuerdo a las leyes, los contratos que son de jornada completa y de tiempo indefinido, se han de prolongar por dos años más luego de haberse cumplido la edad de jubilación. De manera similar que ocurre con otros contratos, el contrato de relevo ha de ser formalizado por escrito y se le comunicará al respecto al servicio de empleo los 10 días posteriores a la formalización del contrato.

Respecto a la labor que va a desempeñar el relevista, no tiene que ser la misma que la del jubilado, así que ésta puede variar. Aunque usualmente sí suele asignarse  la misma labor. Considerando la importancia de los contratos de relevo, se debe tener conocimiento respecto a todo lo relacionado a éste, de este modo podrás cumplir con este contrato de una manera idónea.