¿Qué es un Contrato Leasing?

El contrato leasing, también se conoce como arrendamiento financiero y es una manera con la que se puede invertir en la compra de activos fijos que tienen un costo elevado. Por lo tanto, el contrato leasing es una operación financiera que se basa en adquirir un mercancía, a pedido del cliente, por parte de una asociación especializada. Hoy desde el blog de la asesoría en Alcalá vamos hablar del leasing.

Cuando se habla de arrendamiento, se hace referencia a un contrato en el que una de las partes, en este caso el arrendador, traspasa el derecho de usar un bien por un lapso de tiempo a la otra parte, que vendría siendo el arrendatario el cual deberá pagar una determinada cantidad de dinero fija y periódicamente por la entrega de tal derecho de uso.

¿Qué es leasing?

leasingEn los contratos de leasing, el arrendador  cede el derecho de utilizar el bien recibiendo a cambio un pago de rentas por el arrendamiento, y el arrendatario mientras el contrato esté en vigencia puede llevar a cabo un total de tres acciones: adquirir el bien por un valor bajo, prolongar el lapso de tiempo de leasing o devolver la mercancía.

Una vez que es firmado el contrato de leasing, la asociación otorga en arrendamiento el bien al cliente, quien va a tener además la opción de comprar ese bien, aunque esto caduca el día que se vence el contrato.

Leasing

En todo ese tiempo que dura el contrato leasing, el arrendador va a tener la titularidad de la mercancía, a pesar de que no tiene por qué responder por cuestiones de rotura o propias del mantenimiento. En sí, por lo general se tienen cláusulas donde se le exigir al arrendatario que se permita una supervisión regularmente de la mercancía o bien por parte del arrendador, e igual se exige que sea obligatorio que el cliente contrate un seguro. Cuando se incumple el contrato, el arrendador puede recuperar el bien inmediatamente.

En los contratos leasing, la opción de compra debe estar en el contrato en si  mismo obligatoriamente, aunque la decisión de comprar el bien o no queda a decisión del cliente. Y este es uno de los factores que caracteriza a este tipo de contrato.

calidadEste tipo de contratos es ventajoso dado al acceso a los bienes con una financiación del 100% sin que se tenga que contar con otros recursos adicionales. Por lo tanto, es el método ideal para las empresas que no quieren detener recursos en la compra de los bienes.

Otra gran ventaja es que es posible la amortización libre, que se ejerce en el impuesto de asociaciones cuando se declara la renta de los sujetos pasivos que son activos económicamente y que el bien esté afecto a estos al 100%

Aunque igualmente tiene su lado negativo, y la principal desventaja en este caso es que no se puede renunciar a la duración que fue establecida en el contrato y a que se tenga que desplazar finalmente el bien (lo cual sucede en la mayoría de los casos).

Leasing definición

El leasing es un contrato de alquiler que incluye la opción de comprar por parte del arrendatario lo cual lo puede hacer al finalizar el contrato; y por lo general tal compra siempre ocurre por el hecho de que importe la opción para comprar es más baja en comparación al valor que tiene la mercancía en tal momento.

asesores fiscale alcala de henaresHay que tener en cuenta que no todos los contratos de alquiler que tienen la opción de compra son considerados como leasing; es fundamental que no haya ningún tipo de duda inicialmente sobre el empleo de la opción de compra.

Por consiguiente, estos contratos, son considerados por las empresas de leasing como un alquiler o una compraventa, porque el objetivo final de este contrato es que compre el bien. Se podría decir que el leasing tiene mucho parecido a la adquisición de un bien con un préstamo, colocando a otro bien como garantía.

¿Cómo funciona el leasing?

Este término de origen inglés, ‘leasing’ es una de las palabras más utilizadas cuando se trata del ámbito de los negocios; y las leasing empresas afirman que es muy implementado cuando se quiere crear un negocio que sea del tipo franquicia debido a que el costo tan elevado de la maquinaria y de los locales conllevan a que el leasing o el arrendamiento financiero sea una gran opción para así hacer frente a los diversos gastos que requiere un negocio de esta índole.

que es leasing

Cuando finaliza la vigencia del contrato, el arrendatario cuenta con el derecho de comprar el bien a un determinado precio, que es denominado como residual; esto se debe a que se calcula a través de la diferencia que hay entre el precio inicial pagado por el arrendador (sumando los gastos e intereses) y la cantidad abonada por parte del arrendatario al arrendador.

En caso tal de que el arrendatario no emplee la opción de compra del bien, entonces tendrá que devolver el bien al arrendador a menos de que quiera prolongar por más tiempo al contrato.

contratos Los contratos leasing pueden ser un buen trato si el productor lo que procura es tener un excedente en su inventario, aumentando de forma considerable el valor residual actual de su producto, porque de esta forma se pueden obtener pagos cada mes que son más convenientes; y a todo esto se le puede llamar ‘subvencionar’, que es una técnica muy implementada por las empresas de leasing y otros tipos de empresas, para reducir sus costos por leasing.

Tipos de leasing

Existe tres tipos de leasing

Leasing financiero:

Se basa en un contrato con el que la empresa de leasing obtiene los bienes para que sean usados por el arrendatario. Los gastos de reparación y de mantenimiento corren por cuenta del cliente. Lo ventajoso del leasing financiero es que es de orden fiscal por el hecho de que posibilita una amortización acelerada.

Lease-back

Este tipo de contrato se basa en la venta por parte de la empresa del bien a la compañía de leasing, así después se ceden estos bienes en arrendamientos. Con este tipo de leasing, se obtiene dinero por la venta y se puede continuar haciendo uso de los bienes a cambio de que se pague una renta. En este caso no hay ningún tipo de ventaja fiscal.

Leasing operativo:

Se trata de un contrato de arrendamiento de un bien, que incluye la reparación y el mantenimiento del mismo.