Las Hipotecas Multidivisa son uno de los tipos de préstamos hipotecarios que existen a día de hoy en España. Se empezaron a comercializar a mediados de los 2000, concretamente entre 2004 y 2008, cuando la crisis económica empezaba a hacer sus primeros estragos en el país, prometiendo a quienes se acogían a ellas un producto mucho más estable y fiable en comparación con las hipotecas al uso que solían ofrecer las entidades bancarias.

En nuestro país, los principales bancos empezaron a ofrecer estos tipos de hipoteca en esta época, por lo que no es de extrañar que, aun actualmente, nos encontremos con algunos casos afectados por la hipoteca multidivisa Bankinter, La Caixa, Santander o Deutsche Bank, entre muchos otros, como puede ser la hipoteca multidivisa de entidades ya desaparecidas, integradas o fusionadas como el Banco Popular, Caixa Catalunya o el Banco de Valencia.

Como muchos de vosotros ya sabéis, estas hipotecas multidivisa han sido declaradas hace algunos años por el Tribunal Supremo como un instrumento financiero no válido y que en ningún caso se encuentra regulado por la Ley del Mercado de Valores. Esto significa que el Estado ha reconocido como abusivas este tipo de hipotecas y le da a los afectados la posibilidad de reclamar todo aquel dinero que hayan invertido en ellas.

Hipoteca multidivisa

Por todo esto, en el post del día de hoy queremos hablaros sobre todo lo que rodea a este tipo de hipotecas multidivisas: su definición, cómo se pueden reclamar, a quién se puede acudir o con qué ventajas contaban para resultar tan atractivas a los ojos de los hipotecados.

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

Empecemos por lo básico: ¿en qué consiste realmente una hipoteca multidivisa? Pues bien, una hipoteca multidivisa, básicamente, en un préstamo hipotecario que permite que la persona endeudada haga frente al pago de sus cuotas en una divisa diferente a su moneda local. En el caso concreto de España, estas hipotecas multidivisa permitían pagar las mensualidades en yenes (moneda de Japón) o en francos suizos, en vez de hacerlo en euros.

Aunque, en principio, esto pueda parecer un detalle con poca importancia, lo cierto es que no es así. Para la concesión de este tipo de hipotecas se alegaba a una ventaja principal que las diferenciaba del resto de préstamos hipotecarios y que prometía, entre otras cosas, conseguir mejores condiciones y abaratar costes, debido en gran medida a la supuesta gran estabilidad que presentaban estas monedas.

Ventajas de la hipoteca multidivisa

De esta forma, las entidades bancarias convencían a sus clientes aludiendo a que la solidez del yen japonés y el franco suizo les permitirían minimizar riesgos, además de conseguir precios más bajos debido a que estos préstamos se regían por el Libor (en lugar de por el Euribor) que, en ese momento, se encontraba en sus índices más altos. Algunas personas las utilizaron para la reunificación de deudas

Sin embargo, una vez que la crisis económica hizo caer los índices del Euribor y la macroeconomía en general, la fluctuación de las divisas empezó a entrar en juego, encareciendo el precio de las cuotas de las hipotecas multidivisa. De este modo, muchas personas que se habían acogido a este tipo de hipotecas y que, además, no contaban con perfiles cualificados para conocer los riesgos de estas fluctuaciones, se vieron arruinadas o que no podían hacer frente al pago de las enormes cuotas hipotecarias.

¿Cómo reclamar una hipoteca de este tipo?

Una vez que el Tribunal Supremo de Justicia señaló como abusivas a este tipo de hipotecas, muchísimas personas afectadas se pusieron manos a la obra para reclamar todo el dinero que las entidades bancarias le habían cobrado de manera improcedente. Actualmente, esta materia está ya mucho más avanzada y, por ese motivo, en el día de hoy vamos a contaros todo lo que debéis saber para reclamar una hipoteca multidivisa.

En este sentido, lo primero que debemos tener claro es que cualquier afectado por este tipo de hipotecas puede reclamar judicialmente en cualquier momento, incluso aunque el préstamo ya haya sido liquidado. Lo único que necesitaremos para reclamar una hipoteca multidivisa abusiva es demostrar que el prestatario no contaba con un perfil cualificado y técnico a la hora de firmar el contrato, lo que le impedía conocer los riesgos y características del producto.

De esta forma, tan solo con contar con los servicios de un abogado especialista y presentar el modelo de demanda de la hipoteca multidivisa de su banco estaríamos ya en el camino para reclamar el dinero invertido.

Plataforma de afectados por la hipoteca multidivisa

Otra de las opciones a la que también os recomendamos que os dirijáis en el caso de estar pensando en reclamar las cláusulas abusivas de vuestra hipoteca es a la Plataforma de afectados por las hipotecas multidivisa. En esta asociación de afectados se puede encontrar mucho apoyo de personas que llevan varios años luchando y ganando contiendas legales para demostrar que sus entidades bancarias les vendieron unos créditos hipotecarios abusivos a través de las hipotecas multidivisa de Bankinter o Barclays, entre muchas otras.

Sentencia sobre la hipoteca multidivisa del Tribunal Supremo

En Tribunal Supremo de Justicia de España lo tiene claro, tal y como recoge en sus ya innumerable sentencias en contra de las hipotecas multidivisa: se trata de préstamos abusivos e improcedentes, que se concedían a personas que carecían de los recursos técnicos necesarios para comprender la complejidad y los riesgos de este tipo de hipotecas.

Desde el año 2015, cuando se ratificó la primera sentencia a favor de los afectados por las hipotecas multidivisa, el Tribunal Supremo no ha parado de seguir declarando la nulidad de estos préstamos en la gran mayoría de los casos. De hecho, las últimas noticias sobre estas sentencias siguen apareciendo a día de hoy, por lo que cualquiera que se encuentre en esta situación, debe saber que todavía puede reclamar legalmente los intereses abusivos de su hipoteca multidivisa.

Modelo de demanda de la hipoteca multidivisa

Para terminar con este artículo informativo también hemos querido incluir un último apartado dedicado en exclusiva a los modelos de demanda que existen para las hipotecas multidivisa de cualquier entidad bancaria.

Para conseguir que un tribunal ratifique la nulidad parcial del préstamo necesitaremos cumplimentar un formulario en el que se detallen, además de nuestros datos personales y los datos de la entidad bancaria, algunos de los puntos clave del contrato abusivo, así como las solicitudes que se exigen a la entidad para que devuelva todo el dinero invertido de forma improcedente en la hipoteca multidivisa.

Como siempre, para rellenar y presentar el modelo de reclamación de la hipoteca multidivisa, os recomendamos que contratéis un abogado especializado en el tema, que os ayudará a conseguir mejores resultados de una forma más rápida y óptima.

Con todo, esperamos que esta información os haya servido de ayuda para conocer algunos de los puntos clave que utilizan los bancos a través de las hipotecas multidivisa para aprovecharse de sus clientes, así como para reclamar todos los intereses abusivos que os hayan cobrado con este tipo de préstamos hipotecarios.